Emotïo…la bestia y yo.

No importa que, no importa como, y siempre habrá con quien…

Al fin la bestia y yo convivimos de manera pacífica, las rondas de media noche y los tirones al atardecer se tornaron momentos de creación, el diálogo fluyó y la conversación que terminaba en conato de guerra ahora es la más prolífica charla artística. 

Si, hubo ratos de oscuridad y pretendida intención de terminar con todo aquello, de silenciarla para siempre…hubo ratos de inesperada calma y también de júbilo, así es la depresión y colmada de ansiedad era un verdadero carrusel de emociones. 

Pero siempre hay con quien hablar, así en tu más bajo nivel creas y te compres que estas mas sol@ que una estrella en el universo, a miles de años luz ardiendo y a punto de extinguirte…siempre hay otra estrella que puede transformarte, generar una explosión que ese polvo de estrellas que serás, genere algo espectacular. 

Aférrate a la vida, aférrate a ti mism@ no te dejes llevar con ese hoyo negro que te seduce a perderte. 

Hoy estoy en ese punto de mi vida del que hace un año ya, no creí ni imagine estar, ¿qué como lo logré?, aferrándome a vivir y sacando todo aquello que no me dejaba, ¿y qué crees?, de entre toda la bodega aun con cosas por sacar, mi mano alcanzó la caja azul y cuando la abrí, encontré un espejo que me hizo verme directo a los ojos y me dió el animo para luchar por esa pequeña que un día pintó un árbol de Navidad en su cuarto de juegos…

Y heme aquí con mi sexta exposición individual y con más ganas que nunca de no dejarme caer, y si lo hago de nuevo, sabré levantarme para continuar. Te dejo un audio que hace un año ni siquiera pensé que sucedería. 

Emotïo llegó y con todo: click

  

Anuncios

Bocanada de aire y…

Tiempo al tiempo y calma a la mar… 

Hoy me mantengo ocupada, mi mente se distrae en cosas propias del arte y el arte nutre mi razón propinándole bocanadas de paz y regocijo. 

No hay mejor alivio a las mentes atormentadas por sus propias voces que ocuparse en asuntos de vital amor y salud interna, hoy me dedico a expandir mis metas y fluyo con la mar de conocimiento que esta nueva etapa me proporciona.

Tengo más ratos de paz y la creación va andando plácida y con un rubor de párvula en las mejillas. 

Mi consejo, si lo que hoy te atormenta sientes que no tiene fin, toma una bocanada de aire y frena para sumergirte en tu auto inconsciente y ver tu verdadero yo, ese que cuya inocencia te puede contar que es lo verdaderamente satisfactorio y que lo haría más feliz…yo inicié trazando líneas para proyectar casas, ahora proyecto líneas de colores, manchas, sombras colores y plastas de material que se materializan en mis manos, hago arte, vivo por él. Y en la semana cultivo mi intelecto por fin en un empleo que llegó cuando debía y con la misma vena de crear, sí llegó ejecutando lo que Lulú me decía “suelta, fluye, ya vendrá algo mejor” 

Y eso te deseo, que fluya tu interior y que se libere la presión que no te deja vivir, y que poco a poco vuelves a respirar mejor.

de opiniones y químicos ajenos 

Durante algún tiempo les he compartido mi temor o preocupación sobre hacer dependiente de mi organismo de una felicidad química, día a día trabajo para que los métodos que lulú me ha sabido transmitir en las terapias me ayuden a alejar la posibilidad de utilizar un tranquilizante químico ajeno al que puede producir mi cerebro.

Entre las tantas opciones y opiniones encuentro este texto, como una de las opiniones y a criterio personal algo que considero como paciente, coherente.

Uds tomaran su decisión:

Lobotomia química 

peldaño a peldaño

“Nadie se desembaraza de un hábito insano tirándolo de una vez por la ventana; hay que sacarlo por la escalera, peldaño a peldaño.” – Mark Twain
Les dejo aquí una lista de buenos y comprobados consejos para elevar nuestro estado de ánimo. El más amado por esta su humilde exponente es caminar entre árboles y es una de las que muchas veces salvó mi mente de perderse.

Es un artículo lleno de poderosos consejos en los que mi querid@ tú tienes el mando de tu vida de nuevo, y me recordaron tanto a mi padre, su frase de 

Todo está en la mente flais 

Click aquí El poder de la mente 

por hoy, Un día más sin Prozac 

Ayer, dolor, llanto, estres y sufrimiento. Hoy el dolor es placentero, hay frescura en mi piel, el sudor recorre mi espalda y el oxigeno despeja lo que en este tiempo se ha convertido en mi pasajero incomodo, la compañía de este momento son mis amores de cuatro patas que recorren conmigo el camino del alivio, mi mente esta despejada…

Siempre he escuchado a la gente que dice que el ejercicio es la mejor medicina, y este domingo volví a experimentarlo y me alienta a continuar, las piernas me suplicaban descanso mientras mi mente se complacía con la mejor de las sensaciones, la libertad, para quienes padecemos depresion y ansiedad en ocasiones nos es complicado abandonar el resguardo de nuestra cueva, pero una vez que lo haces la vida toma un color diferente aunque suene a cliché. 

Animada por mi Ramón que fue diagnosticado con el mismo mal y por mi Frida que nos impulsa a continuar, gozamos de mas de 3 horas de caminata y sol, de viento fresco, de charlas de los compañeros de caminata y lugares que visitamos con los sentimientos mas alerta y el hambre de respirar.

A raíz de ello cada día me invito a experimentar nuevas sensaciones y no estacionarme en la “comodidad” de mi rutina auto destructiva, a sentir calor, frío, ver las calles de forma performática y llevarlo al lienzo.

Cada día es una lucha diaria contigo mism@ no?, pero y si esta ocasión te dejas seducir por el espíritu de abandonar la droga rutinaria de horizonte negro para darle paso a la aventura del quizá…

Por lo pronto yo ante cada paso que doy, cada sustancia que se ve ligeramente modificada por una actitud diferente se que me aleja de no llevar a mi organismo la droga de la felicidad sintética que hasta ahora no ha ingresado en mi, tú eres tu propio sanador. 

Qué tal si hoy en lugar de irte en el bus, haces una caminata por lugares donde transcurra el tiempo de manera diferente (ojo sin ponerte en riesgo).

Hoy celebro por un día más sin el PROZAC. 

tu

Mi querid@ tú, a lo largo de nuestra vida pasamos un sin número de torpes y molestas experiencias, vamos dejando un poco de nosotros aquí y allá, cuando somos conscientes de nuestros actos y sucumbimos ante la tentación de no omitir nuestros pensamientos, caemos por un largo precipicio del que aveces ellos mismos nos salvan, ya casi se cumple un año desde que escribo para liberar y poder desprenderme un poco de lo que pesa, en mi travesía me he encontrado con que no estoy del todo sola y que quizá tu que me lees aveces sientes esos altibajos de humor tan bestiales que no sabes que tan abajo o tan arriba haz estado.

Quizá haz escuchado ya muchos con opiniones diversas, desde el que te dice no pasa nada, el que recomienda la droga de la felicidad artificial, los que dicen habla y los que dicen fluye…sin embargo en momentos eres tu quien rige lo que vives y otras esas estupidas bestias que acompañan al miedo aquel., quien dijo que era fácil, la verdad no le deseo siquiera experimentar todo esto. 

En la pintura y la fotografía encontré una manera de sacar lo que ahoga, que mientras intento respirar se hace nudos y me paraliza las piernas. Unas de las obras plasman libertad, otras paz, unas más esos extraños sueños que han frenado un poco la imaginación, aquellos que reflejan el dolor los dejo para mi, no cualquiera haya placer en el dolor ajeno…bueno por desgracia ahora se muestra mas en este loco mundo.  Los lienzos de dolor los plasmó en mis ratos de más bajo nivel de energía y los reservo para liberarlos o no?, creo que en cierto punto nos hacemos adictos a sentir ese hueco que la tristeza nos brinda. Afuera el sol muestra su rostro, pero no hay algo que me motive a pisar el exterior…ahora me hecho presa de mi propia soledad. 

¿Sola?, no, solitaria, ¿cuánto mas?…no lo sé

Mientras una voz, esa que me llevaba a continuar y conocer me dice, no desistas a la par que el viento llega a mi rostro colándose por la ventana. No desistir, ahí vamos de nuevo.

Salchichas fritas, ratitos de paz.

hace ya un montón de minutos han pasado, se han suscitado eventos por los que trabaje física y mentalmente para que se dieran y de la NO nada como por arte de trabajo y meditación, aparecieron. 

En aquella llamada en la que confronté una vez más lo que Pandora tenía para mi en esa caja azul, se liberó un peso tan titánico que ahora siento que tengo la capacidad de flotar casi volar. ¿No te ha pasado que después de sacar lo que traes, no sabes que hacer con tanto espacio que buscas llenar ese hueco?, toda la vida haz ido atiborrad@ de cosas que el día menos sospechado, sale todo y tu…no hayas que meter. El arte de dejar ir es igual de trabajoso que respirar,inhalas, exhalas y así día a día hasta que es una rutina, te das cuenta que eso te permite vivir y lo haces con mayor amor y lo llevas de nuevo al extremo, ¡vaya! Creo que eso de la vida plana no es para ti, ¿cierto?.

Acabo de leer un articulo de como es vivir con ansiedad, y en este punto sentada frente a mi computadora con los perrhijos dormidos y mi barriga llena, puedo dar gracias por un momento de paz. 

La verdad que esa enfermedad es algo así como el hongo de la humedad que cuando menos lo esperas aparece o se ¡expande!. La ansiedad no es un algo que uno elija tener y ¡como se desearía dejar de sentir!, sin embargo vas aprendiendo a convivir con esa bestia que liberaste por sanidad ambiental y comunal, cada día es una especie de triunfo cuando vas a la cama y logras descansar por lo menos unas horas, hoy después de disfrutar una nueva inauguración de mis obras en las que posé mi paz, me delité el paladar preparando un rico sándwich de salchichas fritas y agua de Jamaica una verdadera delicia, dirán que de magnifico tiene esto, pues te platicare que en ocasiones tras los ataques de esta “simpática” compañera, el hambre se va y vuelve después como se fue, con la furia de un huracán y devoras sin degustar, pero hoy no fue así, el sonido de las salchichas dorándose en el sartén bañadas  de especias y cubiertas de pan y queso fundido ¡mmmm!, hacen que todo lo que pudo pasar se desvanezca por unos minutos y tu interior se alinee con la gran mordida que le pegas a ese sandwichote. 

Día con día hay que lidiar con pensamientos que te interrogan por todo, yo por ejemplo tengo una pregunta que me persigue, esa voz que me dice: Dime algo…mientras yo pienso para reponderle, ok te diré que te ¡cierres el pico!. Pero hoy no, hoy inicio mi día con la dicha de saber que pintare algo nuevo para llevarlo al lugar que me vio nacer en pintura, mientras preparo la invitación para otra individual en el sitio que me vio amar la arquitectura histórica.