un día.

Un día visitas un sitio comun y así sin más te enfrentan a experiencias bastante conocidas, los relatos en vídeos de personas que residen muy lejos de su hogar y se abren para contar porque en ese sitio su fortaleza no debe claudicar, sin embargo llega un punto de quiebre y emana su verdadera fortaleza interior. No me hayo lejos geográficamente de mi hogar, más nunca me sentí realmente residente en el que estaba, nunca hubo malos tratos, empero ese click quizá se escapó mientras clavaba la nariz en los libros en pleno verano mientras los niños jugaban.

Hay tiempo para todo recitaba una y otra vez, yo queriendo comprarle ese argumento seguí el camino y en efecto después del ¡bom! bajo tierra el tiempo no detiene lo que continúa emanado, mejor ahora que nunca me repito, mejor ahora que de anciana o tragando tierra mientras me sepultan, las bodegas son para las cosas no para tus sentimientos, las mascaras para las fiestas y la vida para vivirse. 

 
“No soy llorona, sólo me cansé” (c) Yolanda Morales. Tecnica mixta. 

Anuncios

Suele suceder 

Según he leído y escuchado que es muy normal que una vez hallado lo que tanto buscabas, te enfrentes a una encrucijada con tu yo interior, cuestionarte una y mil veces, más de las que quisieras y de las que debieras, si la cosa esta que te ha sido revelada, en verdad ¿es lo que soy?…qué clase de ser humano-salmón serias sino te acusaras con interrogantes que te conduzcan a dilucidar que cada acto cometido por esta empresa, no es más que otro gesto de gladiador por luchar por lo que amas, o quizá es la falta de producto del ave de granja lo que te impide valorarte como lo que en verdad dicen por ahí que eres, un campeón.

Por que mira que ya valerte por ti mismo es un gran ejemplo de que sólo una buena patada en las sentaderas te quitará esa estupida idea de que no sirves para algo productivo. (Nota mental diaria)

suele suceder ya que nuestra condición  bípeda de humano nos hace frágiles ante el miedo inminente de fallar de nuevo. Uno puede toparse con la misma piedra pero el raspón aveces deja secuelas ambiguas. 

 

adivina…

¿Adivina quién regresó?, esa noche en la que intentaba colocar los pensamientos en orden, meditar acerca del siguiente paso… ¿Adivina quién coló su asquerosa nariz en mi cama?., primero comenzó rozando mis labios, metió su lengua en mi garganta y ésta se llenó de palabras, de esas que solo se atoran y convierten la respiración en jadeos mezclados con llanto, llenó de comenzón mis dientes mientras con la otra mano convirtió mis piernas en una marimba, temblaba y en mi cuerpo se podía percibir el sabor que dejó en mi faringe…el miedo comenzó a convertirse en ansiedad, ¡Maldita seas! ¡Mil veces maldigo tu existencia en mi cabeza, en mi ser!. 

Los pensamientos negros quisieron hacerme suya nuevamente, los auto reproches y suposiciones nada inspiradoras me acorralaron diciendo en voz baja, “no lo posees, no tienes lo suficiente y sólo pierdes el tiempo”, depronto sus brazos me rodearon y su voz comenzó a llenarme de su magia, a convertir mis jadeos en respiraciones profundas y despejar mi mente de negaciones acumuladas.

Te amo, por eso lo hago y es una de las razones del por que mientras duermes agradezco a la vida por estar a mi lado, mi cabeza dejó de punzar y las piernas ya no poseían vida propia, mis manos abandonaron la misión de formar figuras en el aire y eligieron compartir el cálido abrazo de mi ángel, ese que posee el don de calmar mis tormentas internas y mostrarme como convivir con esa maldita bestia que me acecha todos los días.

se supone…

Se supone que debería animarme a aventarme, animarme a no quedarme con las ganas de vivir, ya que el cliché lo dicta “la vida es corta” y por que además es el ser que debiera apoyarme a emprender y no cortar las alas…por qué continúa afectándome o mejor dicho malditos sentimientos que fluyen que ahora no puedo solo dejarlo pasar, quien es esta mujer que me crió y que nunca me entendió, solo se que me ama pero no aveces como yo necesito, sé que para que me ame de la manera en que al menos se acerque a lo que deseo debo asumir el papel sumiso que siempre encarné, pero un abrazo sin el reproche o la sospecha de mi amor, o que dejase de cuestionar en lo que creo y lo que soy solo porque él lo ve mal o ella no lo comprende…maldita fluidez de entre-alma, bendita condición humana.

Me reuso a volver a la vieja rutina y ahora entiendo las evasivas de solo escuchar sin discutir…también quisiera tener discrepancias ideológicas y continuar como si nada, pero no, si lo hago es un darme por mi lado y después escuchar lo tonta que soy al creer que el mundo puede tener sonrisas para mi si lucho con mis propias fuerzas…

Pero, pero tan solo necesito un abrazo y escucharla decirme que me quiere. Sí estuvo ahí en la sala del hospital, fue la primera en llegar y sus llamadas continúan, es su manera creo yo de decirlo, no sé continuo esperando y debo por mi bien dejarlo ir. 

La nota…la infancia robada.

Ella siente rabia, aun queda algo de ese sentimiento que creyó haber quemado en ese pocillo, al leer la nota…esa nota que le demuestra que la raza humana aveces no merece piedad si algún día Dios llegase a inundarlo todo de nuevo, pero luego recuerda que a su lado hay una hermosa persona que la ama por sobre todas las cosas y que lo que hace mucho sucedió quizá continue saliendo…pero aún así no esta sola.

En contraste con la película que acaba de hacer tener esperanza y retirar un poco su miedo de ser madre. ¡Los niños no tienen la culpa!

Diariamente se pregunta si la raza humana cambiaría su demonio de odio o por lo menos hacerlo cesar, para que esto no se joda por completo.