elección 

Hasta qué punto somos o nos hacemos víctimas y hasta que punto decidimos, qué si o qué no afecte nuestra vida lo que sucede a nuestro alrededor, ¿doler?, claro que te duele, estas viv@, llorar es un desahogo, pero lulú me dijo hasta que punto se convierte en un desequilibrio, es verdad por mucho que duela, la diferencia radica en cada uno, elegir esta en cada uno también. ¿Qué eliges hoy?

De viva voz, la mujer en el arte.

Ahora mientras las emociones están a flor de piel, las piernas me tiemblan, la boca apenas se humedece y la garganta punza como mi cabeza, las cosas y las imágenes se agolpan, hoy por primera vez hablé de ella, de esa mujer vulnerable, de esa persona que también puedes ser tu ante una situación en la que te afecta, hablé de ese lienzo teñido de rojo y negro que como espejo recién pulido me mostró que también puedo romperme y tengo el derecho sublime a llorar y gritar si así lo quiero, no pensé que la voz fuera a quebrarse y creí superada esa etapa, debo trabajar en ello mas no olvidar que no DEBO callarme lo que sucede.

Hoy los oídos espectantes escucharon con sumo respeto y surgieron las miradas no de lastimero consuelo sino de identificación emocional, hoy reafirmo que la soledad mi soledad está acompañada de la tuya.

Los lienzos que impregne en épocas distintas y que reflejan mi pensar, se proyectaron en la tela de la clase en el Museo de Memoria y Tolerancia, en el Taller de “Discriminacion en el arte” impartido por la profesora Ekatherina Sicardo a la que le agradezco infinitamente brindarme la oportunidad de enfrentar otro de mis miedos e ir liberando cosas para compartir otras más y decir más fuerte a ti que lees esto ¡Hey, no estas sol@!.

cimientos

Y así sí más…los cimientos comienzan a quebrarse a caer a pedazos, haciendo más daños…quien pensaría que quien los rompe es quien los forjó, y ahora simplemente no entiendo mas nada, ¿de qué carajos me perdí todo este tiempo?, los cimientos que me sostenían ahora solo se parecen más a un etéreo recuerdo, la rabia se apodera de mi, ¿gritar?, para qué, a veces no piensas y entonces todo lo que sucedió solo fue una obra montada, aveces no te sientes el actor y espectador más idiota de la comedia?. Es entonces cuando el tú que sabes realmente cobra sentido, sí yo no sé nada.
  
 “Cimientos rotos…y ahora qué carajos” (c)Yolanda Morales 

memorias 

Qué
son las memorias sino más que las únicas riquezas y verdaderas pertenencias que nos llevaremos, qué serán de las mías si lo que ahora me atormenta son más que memorias que mi cerebro maquilló….
Entre lo que él recuerda y lo que ahora se aprecia con episodios que no quisiera contemplar, desluce los momentos que aunque velados y complejos me mantenían en un estado de mediana felicidad. Ahora en este preciso momento experimento un shock en el que creo que he perdido parte de mi naturaleza humana, la calidez y motivación por frenar momentos violentos o impulsar reacciones de amor propio, se han quedado colgados en el perchero junto con esas viejas llaves que representan lo que yo imaginé como principios de familia, cómo puede ser posible que dentro de mi misma cuna se estén sucediendo eventos que comienzan por llenar con un fétido aroma a humedad que por desgracia vislumbro esa podredumbre que emanaba del cuadro de Dorian Grey, lo que tenía por algo sagrado, ¿quienes son estas personas incapaces de recordar que se amaron y que ahora traducen el amor a tonos púrpuras en la piel y el alma del amado?

Memorias benditos y malditos recuerdos, son lo único que nos llevaremos y lo único que poseemos…y todos somos en lo medianamente posible, capaces de transformar o elegir que se puede hacer con el camino, ¿pero si esa maldita bestia que me acosa en los momentos menos esperados ha fincado su palacio en lo más recóndito del alma de quienes pretificados por su presencia, han elegido ser devorados como hijos de Saturno, al empoderamiento?, solo pensarlo me genera el sentimiento de observar como el veneno que han hecho  con tan rigurosa alquimia va destilando gotas por su ser, y van mueriendo lentamente haciendo más daño de lo que han hecho ya…mi voz en ese terreno nunca ha tenido eco y ahora que lo vuelvo a intentar creo que el sonido no es emitido.

¿Qué se hace en estos casos en los que la elección no te pertenece y te desplazan a espectador y aunque duela sabes que no podrás hacer más nada?

Les comparto esta liga de una película que recién descubro y me hizo un click catártico.

Las memorias de Antonia

Still Alice

Expiación 

nada más que decir, nada mas que guardar, el proceso de soltar inicia y culmina esta noche un capítulo que ame y no me permitía continuar, ejercicios de perdón son intensos, pero liberan, toma un papel y una pluma dijo lulú aquella vez y escribe sin lógica, escribe para soltar y di todo lo que guardas, si te es posible envíalo sino quémalo, libérate de ese peso…les digo algo ya son dos veces con el de esta noche  y el cansancio después de hacerlo semeja al arrullo del mar mientras los ojos pesan y el cuerpo pierde toneladas de trebejos guardados. 

Es un acto de decir te amo y continuar la marcha.

La respuesta…la dará la vida, hoy soy más ligera que ayer.

Viento fresco 

¿Es tonto pensar que la vida tiene sus propios planes?, los caminos son largos, estrechos, luminosos y de pronto oscuros como los ojos de Frida, mi Frida que me contempla con gran amor, Dios si a caso pudiera ver mi futuro y anticiparme al dolor, las trampas como esas las he evitado y lo haré siempre, en momentos como este en que la desesperación quiere tomar partido demí, purgo mis ideas con bocanadas de viento fresco corriendo las ventanas y permitiendo que limpie las huellas que me aquejan…artista, un calificativo que no siento mío y que uso de vez en cuando para disfrazar mis rastros de depresión, expreso con tinta y trazo con los pelos de los pinceles baratos que voy adquiriendo, ¿que si me siento sola?  Todo el tiempo y todo el tiempo me ha dado oportunidad de convivir con ese sentimiento que ya no es ajeno.

Comparto estas líneas para tí, pues la soledad no es una enemiga enfermiza, como yo lo veo es un purgante del alma que reta tu existencia a cada paso, depende de los tragos y el sabor que le quieras aplicar a la botella. 

 
“Viento fresco” (c) Yolanda Morales 

La purga de hoy fue con mas viento fresco de la mañana y colmada con un chorro de clavecin, cubierta de arte por doquier, mi cámara enfocó a la perfección y mis sentidos se agudizaron, el resultado un poco de paz no cabe duda que los efectos del arte y despejar la mente de tanta madre en la cabeza benefician con creces.

  
“Domingo musical ” (c) Yolanda Morales 

  “Lienzo iluminado” (c) Yolanda Morales 
Sin embargo mi bipolaridad me invita a dejarme caer en las mantas de mi cama, me seduce con tragos de alcohol que le dan maridaje contrastes de aburrimiento, ¡carajo! Soy un sube y baja de emociones. 

¡ No aplaudas…!

Siéntate ahí y rápido, no aplaudas pues no ha iniciado…ambos presionaron y las ubicaron donde les dio la gana, ambos vieron el filme y tuvieron reacciones diferentes, uno mostró asco y desprecio y nunca pidió opinión a su acompañante evidentemente exahusta cuya cabeza rebotaba en el aire vencida por  sueño recargado por los años y sepa Dios que más, mientras el otro parecía comprender lo que en la pantalla proyectaba el asentir con la cabeza y reír en tono bajo, no vaya a ser que lo crean “maricón” como los de la tele, de su acompañante dudé su permanencia a lo largo del filme, pues basados en que se le prohibió aplaudir creo que igual reír, opinar y quizá hasta ver. Se trata de dos mujeres de distintos estratos sociales, con cantidad de diferencias y montañas de coincidencias, ambas apartadas de si mismas por el ego del macho que les indica donde y cuando mostrar su inquietud, sin embargo tan similares en el peculiar sentido de no quererse.

Es realmente alarmante y desafortunada la manera en que este tipo de violencia aparentemente silenciosa se libra en la sociedad supuestamente despierta, para quienes la miramos de lejos brilla y detona una chispa de malestar estomacal removiendo recuerdos infantiles y shocks recientes, más para otros lo “normal” en este mi México de matriarcado.

El filme continúo y la trama envolvió a los protagonistas de este relato, para quien con voz imperativa “sugirió” abstenerse de aplaudir quizá exista un algo de esperanza hacia una apertura mental, al menos sería digno de pensar. Para el otro que giraba el rostro con profundo asco, pues…

Mientras los recuerdos más tarde se amotinaron en las puertas del subcontinente, la templanza hacia ellos para que estos no tomaran fuerza y se viniera otro episodio rindió frutos, cada que recuerdo ese momento en la proyección viene a mi mente cada encabezado y anécdota relatada por conocidos, por las noticias, de mujeres y hombres que se dañan permitiendo que abusen y abusadores que no ven la piedad como un valor., ¿qué es lo que sucede en el interior de una persona para que pueda dejarse llevar por ese impulso?, esta vez fue un cállate no aplaudas…pero qué será en casa a solas o quizá no. 

No lo sé pero no seria mala idea practicar un día a la vez el auto respeto.