Salchichas fritas, ratitos de paz.

hace ya un montón de minutos han pasado, se han suscitado eventos por los que trabaje física y mentalmente para que se dieran y de la NO nada como por arte de trabajo y meditación, aparecieron. 

En aquella llamada en la que confronté una vez más lo que Pandora tenía para mi en esa caja azul, se liberó un peso tan titánico que ahora siento que tengo la capacidad de flotar casi volar. ¿No te ha pasado que después de sacar lo que traes, no sabes que hacer con tanto espacio que buscas llenar ese hueco?, toda la vida haz ido atiborrad@ de cosas que el día menos sospechado, sale todo y tu…no hayas que meter. El arte de dejar ir es igual de trabajoso que respirar,inhalas, exhalas y así día a día hasta que es una rutina, te das cuenta que eso te permite vivir y lo haces con mayor amor y lo llevas de nuevo al extremo, ¡vaya! Creo que eso de la vida plana no es para ti, ¿cierto?.

Acabo de leer un articulo de como es vivir con ansiedad, y en este punto sentada frente a mi computadora con los perrhijos dormidos y mi barriga llena, puedo dar gracias por un momento de paz. 

La verdad que esa enfermedad es algo así como el hongo de la humedad que cuando menos lo esperas aparece o se ¡expande!. La ansiedad no es un algo que uno elija tener y ¡como se desearía dejar de sentir!, sin embargo vas aprendiendo a convivir con esa bestia que liberaste por sanidad ambiental y comunal, cada día es una especie de triunfo cuando vas a la cama y logras descansar por lo menos unas horas, hoy después de disfrutar una nueva inauguración de mis obras en las que posé mi paz, me delité el paladar preparando un rico sándwich de salchichas fritas y agua de Jamaica una verdadera delicia, dirán que de magnifico tiene esto, pues te platicare que en ocasiones tras los ataques de esta “simpática” compañera, el hambre se va y vuelve después como se fue, con la furia de un huracán y devoras sin degustar, pero hoy no fue así, el sonido de las salchichas dorándose en el sartén bañadas  de especias y cubiertas de pan y queso fundido ¡mmmm!, hacen que todo lo que pudo pasar se desvanezca por unos minutos y tu interior se alinee con la gran mordida que le pegas a ese sandwichote. 

Día con día hay que lidiar con pensamientos que te interrogan por todo, yo por ejemplo tengo una pregunta que me persigue, esa voz que me dice: Dime algo…mientras yo pienso para reponderle, ok te diré que te ¡cierres el pico!. Pero hoy no, hoy inicio mi día con la dicha de saber que pintare algo nuevo para llevarlo al lugar que me vio nacer en pintura, mientras preparo la invitación para otra individual en el sitio que me vio amar la arquitectura histórica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s